martes, 28 de octubre de 2014

Comunicado de Bernhard Heidbreder


(cartel hecho por el compañero Modesto Continente)

"Mi nombre es Bernhard Heidbreder, quien por estado de necesidad tuve que asumir la identidad de John Londoño S., que fue como me conoció el entorno de mi comunidad y el laboral. Desde el 11 de julio de 2014 fui detenido ya que desde abril de 1995 la justicia alemana me busca por mi presunta vinculación con un grupo denominado K.O.M.I.T.E.E. y mal-llamado terrorista (porque de hecho no hirieron o mataron nunca a nadie), conocido por realizar 2 acciones: Quemar una pequeña sede del ejército y la tentativa de volar la estructura de una cárcel vacía, que no se llevó a cabo.


Ahora se preguntarán ¿por qué una cárcel? Bueno, porque no iba a ser una cárcel cualquiera sino una muy especial, una cárcel que significaba un nuevo paso adelante en la represiva política de los gobiernos alemanes contra los inmigrantes sin visa en Alemania, dirigida a encarcelarlos violando así sus derechos humanos fundamentales. Imagínese que usted está como turista en Alemania, se le ofrece un trabajo, como mesero por decir algo, y decide quedarse aunque no tenga una visa laboral, permiso legal que usted bien sabe que la extranjería alemana jamás le daría; usted trabaja durante un tiempo en el restaurant cuando llega una requisa de la policía alemana y lo llevan a la mencionada cárcel modelo, que se iba a hacer exclusivamente para gente como usted, los inmigrantes que se encuentran sin permiso en Alemania. Allá se quedaría usted alrededor de medio año esperando la expulsión y cuando llega el día no lo deportan siquiera hacia su patria sino que lo llevan a un país vecino donde lo abandonan a su suerte.Cualquiera sabe que los países del “primer mundo” tienen una deuda incalculable con los países de América Latina y de otros continentes (que para ellos son del “tercer mundo”); sobre la base del robo de los recursos naturales de este continente crearon los países europeos su actual riqueza. Una manera de pagar, aunque sea un poco, la deuda histórica sería permitir que cualquiera pueda ingresar a la U.E. en busca de su suerte laboral; pero lejos de hacer esto, se construye una cárcel para los extranjeros que se encuentran en Alemania ¡no hay derecho!

Respecto a mí, hay que decir que en toda mi vida no he matado a ninguna persona; en cambio, la política migratoria de la U.E. es cómplice de la muerte de muchos que en sus países de origen no encuentran condiciones de vida, donde en vez de trabajo encuentran hambre, miseria y a veces persecución política y tortura.

Yo sí pertenecí a la izquierda radical alemana: miles de personas (yo entre ellas), nos organizamos en una corriente que se llamaba Los Autónomos y que desarrolló una lucha política, altruista y solidaria con los inmigrantes indocumentados, contra la violación a sus derechos humanos fundamentales, enmarcado en el accionar de la izquierda alemana indignada frente a tantos atropellos.
Hoy por hoy, sigo siendo fiel a mis ideales, y las banderas de mi lucha son el anti-fascismo, el anti-imperialismo, el anti-machismo, el anti-capitalismo y tengo las mejores intenciones de ser un buen esposo, un vecino solidario, un obrero luchador y revolucionario, partícipe en la creación de un justo sistema eco-socialista, pero considero que no se necesita de estas características políticas o personales sino solamente un poco de sangre solidaria corriendo por las venas, para ver que aquella política migratoria es un atentado contra el más elemental sentido de lo humano.

En este caso intento poner el énfasis en aclarar las circunstancias y las razones políticas con espíritu altruista que acompañaron el accionar de la izquierda revolucionaria, incluido aquel grupito al que yo supuestamente integraba hace casi 20 años y escribo este comentario porque intentaré evitar la extradición (hay muchos argumentos jurídicos por los cuales, bajo un juicio justo apegado a la Constitución y a la ley, en donde esté garantizado el debido proceso y el derecho a la defensa, no debería ser extraditado) y poder seguir con mi vida junto a mi esposa y mi comunidad en Mérida.

Busco la solidaridad de todas y todos aquellos que se identifiquen con mi causa y le pido a la izquierda venezolana en particular que me tenga en cuenta como lo que soy: uno que da a diario su granito de arena en la lucha por un mundo mejor."

Desde la sede del grupo BAE, Caracas, Venezuela

Saludos.



miércoles, 22 de octubre de 2014

Cuentos antiautoritarios: "Abajo el látigo"

Por: J.M.

Era prohibido soñar en aquella ciudad opaca
los del látigo mantenían despiertos a todos,
los altavoces de la ciudad opaca, advertían el peligro de soñar
las cosas son como son decían los del látigo
"las cosas son como son, repetían los despiertos"
solo un pequeño grupo anti-látigo, convencidos en que soñar no es un crimen
planearon la acción subversiva mas impensable para los ciudadanos de la ciudad opaca
con gran heroísmo, pintaron en un gran muro central
"Abajo el Látigo
arriba los sueños"
gran hazaña, teniendo en cuenta que los del látigo jamas descansan y siempre vigilan...

Sonaron las alarmas, se agudizaron los controles 
los del látigo aumentaron el terror...
pero el pequeño grupo anti-látigo no tuvo miedo
y arriesgando todo en una acción
se reunieron en el único árbol que había en la ciudad
seguros en un futuro sin látigo y después de abrazarse  al coro de:
"VIVA LA LIBERTAD"
se sentaron cómodamente en el árbol, y soñaron...

No existía algún precedente semejante a esta insurrecta acción
así que si, por primera vez alguien estaba soñando...

La ciudad quedo paralizada ante ese pequeño grupo rebelde
los del látigo reunidos, no sabían que hacer,
toda la ciudad se concentro alrededor del árbol
donde aquel pequeño grupo soñaba,
los ciudadanos miraban, observaban
y así como la chispa que enciende la fogata
los obreros de la fabrica cansados de estar despiertos
acostándose suavemente, también soñaron
y así siguieron los recolectores de basura
los panaderos, los electricistas, los transportistas...

De nada sirvió el terror que los del látigo transmitían por los altavoces.
uno a uno los habitantes en toda la ciudad (ya no tan opaca)
se unían aquel acto rebelde...
 terminando el día, la ciudad solo era un gran y hermoso sueño colectivo...

Así pues termino aquella era perversa del látigo
y toda esa maquinaria de terror, derrotada totalmente
por aquellos y aquellas
que se atrevieron
soñar...



jueves, 16 de octubre de 2014

Maracay: Edicion especial antimilitarista del boletin La Pedagogia Libertaria

Los mas reciente boletines del Grupo Didáctica en la Educación Libertaria:

El numero de septiembre:

                                                    

Y el especial de octubre antimilitarista:

                                                    

Si estas interesado en participar en el desarrollo del pensamiento libertario en la pedagogía en Venezuela, contacta por facebook a https://www.facebook.com/groups/educacionlibertariaccss/?fref=ts , Une tus esfuerzos a los que no tenemos amo!


sábado, 11 de octubre de 2014

Malala Yousafzai y el complejo salvador blanco

Assed Baig


Huffingtonpost



Cuando Malala Yousufzai recibió un disparo en la cabeza por pistoleros talibanes simplemente porque quería obtener una educación envió ondas de choque en todo el mundo.
De inmediato los medios de comunicación occidentales se ocuparon del asunto. Los políticos occidentales hicieron un montón de declaraciones y pronto se encontró en el Reino Unido. La forma en que Occidente reaccionó me hizo cuestionar las razones y los motivos de por qué el caso de Malala fue tan nombrado y no tantos otros.
No hay ninguna razón para justificar las brutales acciones de los talibanes o la negación del derecho universal a la educación; sin embargo hay una narrativa más profunda, histórica, de la que se ha hecho hasta aquí.
Esta es la historia de una chica nativa salvada por el hombre blanco. Ha volado al Reino Unido, el mundo occidental puede sentirse bien acerca de sí mismo, ya que ha vuelto a salvar a una mujer indígena de los salvajes hombres de su país de origen. Se trata de un relato histórico racista que ya ha sido institucionalizado. Los periodistas y los políticos no paran de hablar y de informar del caso. La historia de una niña inocente que fue baleada por los salvajes para exigir una educación y salvada por el caballero de la brillante armadura. 
Las acciones de Occidente, los bombardeos, las ocupaciones, las guerras… todo parece justificarse ahora: "ves, es por eso que intervenimos, paras salvar a los indígenas".

La verdad es que hay cientos, miles de otras Malalas. Provienen de Irak, de Afganistán, de Pakistán y otros lugares en el mundo. Muchos de ellos son víctimas de Occidente, pero medios de comunicación y políticos lo olvidan convenientemente para apaciguar a una clase media, blanca, que justifica la carga del hombre blanco.

Gordon Brown [ex primer ministro de Gran Bretaña] pronunció un discurso de apoyo a Malala en la ONU. El mismo Gordon Brown que votó a favor de la guerra en Irak, que no sólo robó a la gente el derecho a la educación sino a sus vidas. Los mismos periodistas que no se han interrogado o informado sobre las guerras occidentales cantan alabanzas a Occidente por Malala, sin poner el caso en su contexto de la guerra de Afganistán y la desestabilización de la región que se produce gracias a la ocupación de Afganistán.

Cierto es que el mensaje de Malala es profundo, el mundo debería tomar nota que el derecho a la educación es un derecho de todos los niños, no sólo de una Malala utilizada como herramienta por Occidente porque permite a países como Gran Bretaña ocultar sus pecados en Afganistán e Irak. Los periodistas informan de una buena historia mientras descuidan otros muchos casos, como los ataques con aviones no tripulados que matan y aterrorizan a hombres, mujeres y niños en las regiones fronterizas de Afganistán.
La narrativa actual continúa la demonización de los musulmanes no blancos. Se les pinta como salvajes, alguien con quien no se puede negociar, ni alcanzar ningún compromiso, con quienes la única manera de lidiar es con la guerra, ocupando sus países y utilizando los aviones no tripulados contra ellos. La OTAN está bombardeando a chicas como Malala.
Históricamente Occidente ha utilizado las mujeres para justificar las acciones de los hombres en la guerra. Son frecuentes las imágenes en el arte, la educación, en las organizaciones de derechos humanos occidentales. Amnistía Internacional hizo una campaña coincidiendo con la cumbre de la OTAN en Nueva Cork alentando a la OTAN a “mantener el progreso” en Afganistán.
Sacia Ramzan y Kainar Riaz también fueron baleadas junto a Malala, pero los medios y los políticos parecen haberse olvidado de ellas. Abeer Qassim Hamza al-Janabi –saben los periodistas y los políticos occidentales este nombre?- tenía 14 años cuando fue violada por cinco soldados de EEUU y luego ella y su familia, incluyendo a su hermano de seis años, fueron asesinados.
No hay ninguna mención a ella en la ONU, ni Gordon Brown pronuncia su nombre.
Estoy a favor de Malala, apoyo el derecho a la educación para todos; sólo que no soporto la hipocresía de los políticos y medios de comunicación occidentales cuando se felicitan por lo que ellos han causado. Malala es una buena nativa, que no critica a occidente, que no habla de los ataques con aviones no tripulados; es la candidata perfecta para que el hombre blanco alivie su conciencia y salve al nativo.
El complejo salvador occidental ha secuestrado el mensaje de Malala. Occidente ha matado a muchas más niñas que los talibanes. Occidente ha negado más educación a las niñas con sus misiles que los talibanes con sus balas. Occidente ha hecho más en contra de la educación en todo el mundo que lo que los extremistas soñaron jamás. Así que, por favor, nos sobra el mensaje de justicia y autocomplacencia que no es más que propaganda occidental para decirnos que lanza bombas para salvar a chicas como Malala.


Traducido para el CEPRID por María Valdés