viernes, 15 de marzo de 2013

Carta del Jefe Indio Seattle



El siguiente documento es uno de los más preciados por los ecologistas, se trata de la carta que envió en 1855 el jefe indio Seattle de la tribu Suwamish al presidente de los Estados Unidos Franklin Pierce en respuesta a la oferta de compra de las tierras de los Suwamish en el noroeste de los Estados Unidos, lo que ahora es el Estado de Washinton. Los indios americanos estaban muy unidos a su tierra no conociendo la propiedad, es más consideraban la tierra dueña de los hombres. En numerosos ámbitos ecologistas se le considera como "la declaración más hermosa y profunda que jamás se haya hecho sobre el medio ambiente".

El Gran Jefe de Washington manda decir que desea comprar nuestras tierras. El Gran Jefe también nos envía palabras de amistad y buena voluntad. Apreciamos esta gentileza porque sabemos que poca falta le hace, en cambio, nuestra amistad. Vamos a considerar su oferta, pues sabemos que, de no hacerlo, el hombre blanco podrá venir con sus armas de fuego y tomarse nuestras tierras. El Gran Jefe de Washington podrá confiar en lo que dice el Jefe Seattle con la misma certeza con que nuestros hermanos blancos podrán confiar en la vuelta de las estaciones. Mis palabras son inmutables como las estrellas.

¿Cómo podéis comprar o vender el cielo, el calor de la tierra? Esta idea nos parece extraña. No somos dueños de la frescura del aire ni del centelleo del agua. ¿Cómo podríais comprarlos a nosotros? Lo decimos oportunamente. Habeis de saber que cada partícula de esta tierra es sagrada para mi pueblo. Cada hoja resplandeciente, cada playa arenosa, cada neblina en el oscuro bosque, cada claro y cada insecto con su zumbido son sagrados en la memoria y la experiencia de mi pueblo. La savia que circula en los árboles porta las memorias del hombre de piel roja.

Los muertos del hombre blanco se olvidan de su tierra natal cuando se van a caminar por entre las estrellas. Nuestros muertos jamás olvidan esta hermosa tierra porque ella es la madre del hombre de piel roja. Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las fragantes flores son nuestras hermanas; el venado, el caballo, el águila majestuosa son nuestros hermanos. Las praderas, el calor corporal del potrillo y el hombre, todos pertenecen a la misma familia. "Por eso, cuando el Gran Jefe de Washington manda decir que desea comprar nuestras tierras, es mucho lo que pide. El Gran Jefe manda decir que nos reservará un lugar para que podamos vivir cómodamente entre nosotros. El será nuestro padre y nosotros seremos sus hijos. Por eso consideraremos su oferta de comprar nuestras tierras. Mas, ello no será fácil porque estas tierras son sagradas para nosotros. El agua centelleante que corre por los ríos y esteros no es meramente agua sino la sangre de nuestros antepasados.

Si os vendemos estas tierras, tendréis que recordar que ellas son sagradas y deberéis enseñar a vuestros hijos que lo son y que cada reflejo fantasmal en las aguas claras de los lagos habla de acontecimientos y recuerdos de la vida de mi pueblo. El murmullo del agua es la voz del padre de mi padre.

Los ríos son nuestros hermanos, ellos calman nuestra sed. Los ríos llevan nuestras canoas y alimentan a nuestros hijos. Si os vendemos nuestras tierras, deberéis recordar y enseñar a vuestros hijos que los ríos son nuestros hermanos y hermanos de vosotros; deberéis en adelante dar a los ríos el trato bondadoso que daréis a cualquier hermano.

Sabemos que el hombre blanco no comprende nuestra manera de ser. Le da lo mismo un pedazo de tierra que el otro porque él es un extraño que llega en la noche a sacar de la tierra lo que necesita. La tierra no es su hermano sino su enemigo. Cuando la ha conquistado la abandona y sigue su camino. Deja detrás de él las sepulturas de sus padres sin que le importe. Despoja de la tierra a sus hijos sin que le importe. Olvida la sepultura de su padre y los derechos de sus hijos. Trata a su madre, la tierra, y a su hermano el cielo, como si fuesen cosas que se pueden comprar, saquear y vender, como si fuesen corderos y cuentas de vidrio. Su insaciable apetito devorará la tierra y dejará tras sí sólo un desierto.

No lo comprendo. Nuestra manera de ser es diferente a la vuestra. La vista de vuestras ciudades hace doler los ojos al hombre de piel roja. Pero quizá sea así porque el hombre de piel roja es un salvaje y no comprende las cosas. No hay ningún lugar tranquilo en las ciudades del hombre blanco, ningún lugar donde pueda escucharse el desplegarse de las hojas en primavera o el orzar de las alas de un insecto. Pero quizá sea así porque soy un salvaje y no puedo comprender las cosas. El ruido de la ciudad parece insultar los oídos. ¿Y qué clase de vida es cuando el hombre no es capaz de escuchar el solitario grito de la garza o la discusión nocturna de las ranas alrededor de la laguna? Soy un hombre de piel roja y no lo comprendo. Los indios preferimos el suave sonido del viento que acaricia la cala del lago y el olor del mismo viento purificado por la lluvia del mediodía o perfumado por la fragancia de los pinos.

El aire es algo precioso para el hombre de piel roja porque todas las cosas comparten el mismo aliento: el animal, el árbol y el hombre. El hombre blanco parece no sentir el aire que respira. Al igual que un hombre muchos días agonizante, se ha vuelto insensible al hedor. Mas, si os vendemos nuestras tierras, debéis recordar que el aire es precioso para nosotros, que el aire comparte su espíritu con toda la vida que sustenta. Y, si os vendemos nuestras tierras, debéis dejarlas aparte y mantenerlas sagradas como un lugar al cual podrá llegar incluso el hombre blanco a saborear el viento dulcificado por las flores de la pradera.

Consideraremos vuestra oferta de comprar nuestras tierras. Si decidimos aceptarla, pondré una condición: que el hombre blanco deberá tratar a los animales de estas tierras como hermanos. Soy un salvaje y no comprendo otro modo de conducta. He visto miles de búfalos pudriéndose sobre las praderas, abandonados allí por el hombre blanco que les disparó desde un tren en marcha. Soy un salvaje y no comprendo como el humeante caballo de vapor puede ser más importante que el búfalo al que sólo matamos para poder vivir. ¿Qué es el hombre sin los animales? Si todos los animales hubiesen desaparecido el hombre moriría de una gran soledad de espíritu. Porque todo lo que ocurre a los animales pronto habrá de ocurrir también al hombre. Todas las cosas están relacionadas ente sí.

Vosotros debéis enseñar a vuestros hijos que el suelo bajo sus pies es la ceniza de sus abuelos. Para que respeten la tierra, debéis decir a vuestros hijos que la tierra está plena de vida de nuestros antepasados. Debéis enseñar a vuestros hijos lo que nosotros hemos enseñados a los nuestros: que la tierra es nuestra madre. Todo lo que afecta a la tierra afecta a los hijos de la tierra. Cuando los hombres escupen el suelo se escupen a sí mismos.

Esto lo sabemos: la tierra no pertenece al hombre, sino que el hombre pertenece a la tierra. El hombre no ha tejido la red de la vida: es sólo una hebra de ella. Todo lo que haga a la red se lo hará a sí mismo. Lo que ocurre a la tierra ocurrirá a los hijos de la tierra. Lo sabemos. Todas las cosas están relacionadas como la sangre que une a una familia.

Aún el hombre blanco, cuyo Dios se pasea con él y conversa con el -de amigo a amigo no puede estar exento del destino común-. Quizá seamos hermanos, después de todo. Lo veremos. Sabemos algo que el hombre blanco descubrirá algún día: que nuestro Dios es su mismo Dios. Ahora pensáis quizá que sois dueño de nuestras tierras; pero no podéis serlo. El es el Dios de la humanidad y Su compasión es igual para el hombre blanco. Esta tierra es preciosa para El y el causarle daño significa mostrar desprecio hacia su Creador. Los hombres blancos también pasarán, tal vez antes que las demás tribus. Si contamináis vuestra cama, moriréis alguna noche sofocados por vuestros propios desperdicios. Pero aún en vuestra hora final os sentiréis iluminados por la idea de que Dios os trajo a estas tierras y os dio el dominio sobre ellas y sobre el hombre de piel roja con algún propósito especial. Tal destino es un misterio para nosotros porque no comprendemos lo que será cuando los búfalos hayan sido exterminados, cuando los caballos salvajes hayan sido domados, cuando los recónditos rincones de los bosques exhalen el olor a muchos hombres y cuando la vista hacia las verdes colinas esté cerrada por un enjambre de alambres parlantes. ¿Dónde está el espeso bosque? Desapareció. ¿Dónde está el águila? Desapareció. Así termina la vida y comienza la supervivencia....









miércoles, 6 de marzo de 2013

Por sabino! La lucha sigue!


“A mi me persiguen porque soy muy fuerte. Los otros caciques fuertes ya han muerto. No soy fuerte para pelear a fuerza de plomo, sino a fuerza de palabra. Me amenazan los ganaderos y los terratenientes que no quieren irse de nuestro territorio”. “Me acusan de malandro, de guerrillero, cuatrero, sólo porque lucho por mis territorios (…) me atacan desde el Ministerio de Pueblos Indígenas porque soy el único yukpa que quedó luchando fuertemente por su territorio y yo no me dejó llevar de nadie”. Allá no aceptamos esos caciques mayores, aceptamos a los caciques como ancestralmente los tenemos. Nosotros no queremos dinero, ni vacas ni casitas, nosotros queremos nuestro territorio, sin terceros”. Sabino Romero...


 

Con dolor todo el Movimiento popular y Revolucionario nos enteramos que fue asesinado el Compañero Sabino Romero, este luchador por la vida, que defendió a su tierra con la firmeza de un revolucionario que a pesar de las amenazas jamas bajo la guardia en su lucha, que es la lucha de todo un pueblo! Lamentablemente la Reacción nos asesina a otro compañero lo vemos caer y con el cae parte de nuestra alegría, a Sabino lo asesino el Capitalismo, Materializado en el Gobierno Bolivariano, en los terratenientes y ganaderos! 


 

Ante este cruel asesinato, El movimiento popular convoco una manifestación frente al ministerio publico mas que para "exigir justicia" para sacar la rabia que a todxs lxs revolucionarixs nos embarga, para expresar nuestro asco ante esta situación de impunidad y criminalización de las protestas verdaderamente revolucionarias, diversos colectivos sociales, individualidades, y la Red Anarquista de Venezuela nos encontramos en la manifestación que poco a poco fue agarrando mas fuerza

 

Se repartieron volantes y con megáfonos en mano varios militantes fueron uno a uno denunciando la situación que vivimos, y a pesar de ciertas personalidades que aun mantienen simpatías por el gobierno y trataban de bajar los ánimos con proclamas pactadoras y reformistas, la arrechera era grande y las voces que exigían y atacaban con argumentos revolucionarios al gobierno bolivariano eran muchos mas...

  





Entonces el hermoso y rebelde pueblo que no cree en leyes y lucha con su propia legalidad se lanzo a la calle trancando una avenida principal de caracas sin ningún tipo de permisos de instituciones podridas y burguesas! Trancamos la calle y nos mantuvimos ahí mientras adentro en el ministerio publico se ofrecía una rueda de prensa para tratar otros puntos, por supuesto, otros puntos menos los casos de los asesinatos a revolucionarios.



Ante este cierre de la avenida un piquete antidisturbio de la policía nazional y la guardia nazional se preparo frente a la manifestación para detenerla, pero de manera valiente desde los megáfonos del pueblo solo se escuchaban palabras desafiantes, se escuchaban  gritos de protesta como:

"De que socialismo estamos hablando si a los yukpa los están asesinando"
"Decimos al gobierno que solo hay dos caminos o estamos con los yukpas o con los asesinos"
"Policías fascistas"
"Si el pueblo no se arrecha, nos jode la derecha"





Luego de esto el piquete de la policía y la guardia se retiro, y el movimiento popular tomo las paredes del ministerio público donde descargo toda la rabia de un pueblo que esta ya cansado que lo jodan y que sea el que ponga los muertos, cansado de tantos traidores y de instituciones de mierda que no sirven para nada, porque de la boca para fuera el gobierno bolivariano habla de socialismo, pero revisemos sus bolsillos y sus cuentas bancarias, su conducta haciendo de vista gorda ante tantos asesinatos a compañeros revolucionarios  no puede ser llamada de otra forma sino complicidad con los asesinos, son ellos el gobierno otra nueva burguesía que se le ha impuesto a las clases explotadas! Si, a Sabino lo mato la burguesía! esa burguesía terrateniente y ganadera, esa burguesía que hoy tiene el poder! Y nos preguntamos si chavez apoyaba tanto al pueblo yukpa como mas de una vez se llenaba la jeta diciendo, porque no se reunió con Sabino Romero? cuando si se reunía con MISS venezuelas, o con actrices Hollywodense, cuando no tenia problema en reunirse con cuanto empresario le picara el ojo.

Lxs Anarquistas ya sabemos la respuesta, desde hace mucho, y es que el gobierno Bolivariano no representa ningún cambio revolucionario para el pueblo Venezolano, que tanto El gobierno como su oposición electoral son dos caras de la misma moneda, dos grupos depredadores del poder! Dos grupos ultracapitalistas!