martes, 23 de octubre de 2012

Sueños de Libertad

Ya casi 28 años navegando en este mar de perdiciones, 
donde  perderse no es una virtud  por que todxs estamos perdidos.
Hallarnos a nosotros mismo, aquí donde las fuertes olas  golpean  con odio,
 y las brisa empujan las velas  de la desesperación, 
en fuertes corrientes de  decisiones marinas. 
Yacen muchos ahogados por la desconsuelo  
dejando escapar su ultimo respiro, 
eso es parte  de esa linda utopía que queremos vivir 
aquí donde los peces  crecen algunos en agua  estancadas. 
Muchos  llegan hacer tiburones, esos  que atacan sin piedad mientras no les logras ver 
esos  que  intentan  dominar cardúmenes controlados, 
pero aun estamos nosotros navegantes desadaptados, 
contra  el viento y  las mareas hallándonos uno a uno para  continuar  viviendo ese  bello sueño de libertad 

Trifulkero eterno 

Patinar no es un crimen

Por: Patineteros de San Juan de los morros

El siguiente es un comunicado para los habitantes del Municipio Juan Germán Roscio
A raíz de que se acercan las elecciones los jóvenes patineteros del municipio hemos venido siendo agredidos de distintas maneras; atacados por unos y de alguna forma politizados por otros, recordando que nuestra actividad deportiva es independiente y no ha sido muy bien vista por la sociedad al ser acusados diferentemente ya sea por discriminación o por destruir zonas públicas entre otras.

Actualmente nuestra comunidad se ha organizado en busca de posibles soluciones por parte de las instituciones públicas recordándoles que nosotros también tenemos que hacer valer nuestros derechos. Un espacio propio para realizar nuestro deporte sería lo ideal para no perjudicar las zonas públicas.

La comunidad patinetera está constituida tanto por niños como por adultos pero al ser agredidos somos tratados todos por igual.

Actualmente el Alcalde del Municipio Juan Germán Roscio ha hecho público en su programa semanal un decreto para multar a los patineteros, con un monto de 10 unidades tributarias (950bsf) y hacer responsable a los menores de 16 años por el ministerio publico por falta de respeto al padre de la patria (Los cuerpos policiales hacen sus labores de patrullaje dentro de La Plaza Bolívar con motos) y presentarnos por desobediencia civil (No contamos con abogados y al tratar de defendernos estos nos agreden abusando de su poder), somos acusados de dañar las instalaciones de la Plaza Bolívar y en los actos realizados en la ya mencionada indroducen camiones pesados, lo que ha traído como consecuencia que los jóvenes seamos tratados como delincuentes por el simple hecho de cargar una patineta como si se tratase de algún arma.

El fin de este comunicado no es atacar sino defendernos con la ayuda de toda la comunidad en general, al ver este tipo de irregularidades no permitamos como comunidad que las autoridades públicas nos agredan.

· No queremos que nos priven el derecho de patinar sin que nos den una solución.
· No dejemos que los niños vivan por el camino del egoísmo y la violencia.
Porque somos hijos de familia y lo más importante, somos seres humanos

miércoles, 3 de octubre de 2012

CREDO DE AQUILES NAZOA


Creo en Pablo Picasso, todopoderoso, creador del cielo y de la tierra;
creo en Charlie Chaplin, hijo de las violetas y de los ratones,
que fue crucificado, muerto y sepultado por el tiempo, 
pero que cada día resucita en el corazón de los hombres; 
creo en el amor y en el arte como vías hacia el disfrute de la vida
perdurable;
creo en los grillos que pueblan la noche de mágicos cristales;
creo en el amolador que vive de fabricar estrellas de oro con su
rueda maravillosa,
creo en la cualidad aérea del ser humano, 
configurada en el recuerdo de Isadora Duncan abatiéndose 
como una purísima paloma herida bajo el cielo del Mediterráneo;
creo en las monedas de chocolate que atesoro secretamente 
debajo de la almohada de mi niñez; 
creo en la fábula de Orfeo, creo en el sortilegio de la música, 
yo que en las horas de mi angustia vi al conjuro de la Pavana de
Fauré, 
salir liberada y radiante de la dulce Eurídice del infierno de mi alma;
creo en Rainer María Rilke héroe de la lucha del hombre por la
belleza, 
que sacrificó su vida al acto de cortar una rosa para una mujer;
creo en las flores que brotaron del cadáver adolescente de Ofelia; 
creo en el llanto silencioso de Aquiles frente al mar, 
creo en un barco esbelto y distantísimo 
que salió hace un siglo al encuentro de la aurora; 
su capitán Lord Byron, al cinto la espada de los arcángeles,  y
junto a sus sienes un resplandor de estrellas;
creo en el perro de Ulises, 
en el gato risueño de Alicia en el país de las maravillas, 
en el loro de Robinson Crusoe, 
en Beralfiro el caballo de Rolando, 
y en las abejas que labraron  su colmena dentro del corazón de
Martín Tinajero; 
creo en la amistad como el invento más bello del hombre; 
creo en los poderes creadores del pueblo, 
creo en la poesía, y en fin, 
creo en mí mismo, puesto que sé que alguien me ama.