viernes, 30 de noviembre de 2018

Trabajadores marcharon en Caracas contra el plan de ajuste de Maduro y los empresarios

                   

Una nueva acción de calle se llevó a cabo este miércoles en Caracas donde centenas de trabajadores y trabajadoras se manifestaron, para hacer sentir su voz de protesta frente a las medidas del gobierno de Maduro en acuerdo con los empresarios.

Exigiendo un salario mínimo igual a la canasta familiar indexado mensualmente, en defensa de las contrataciones colectivas y contra los despidos, se encontraron diferentes organizaciones laborales, corrientes sindicales, trabajadores de base que se encuentran luchando en sus lugares de trabajo, sectores del pueblo en lucha, además de organizaciones que se solidarizaban y se unían a la protesta. Se trató de una acción impulsada por la recién creada Intersectorial de Trabajadores de Venezuela.

Así, desde muy temprano, los trabajadores de diferentes sectores se concentraron en la Plaza Morelos. Eran trabajadores de la CANTV y Movilnet, los trabajadores universitarios organizados en el sindicato Sinatra y su federación nacional Fetraesuv, trabajadores de la Cancillería, del Metro de Caracas, del Instituto Nacional de Deportes, del Ministerio del Trabajo, de la Educación universitaria, del sector salud, SUNEP, OPSU, entre muchos otros, y que contó además con una importante delegación de trabajadores las industrias básicas de Guayana y de representaciones del Zulia, de Anzoátegui, y otros estados del país.

Luego de concentrarse en la Plaza Morelos, los trabajadores y las trabajadoras se dirigieron hasta la Defensoría del Pueblo, mostrando la rabia que se ha venido acumulando en estos años de fuertes ataques y que ha llevado a que las protestas y acciones de calle se hagan más unificadamente.

Con sus pancartas desplegadas y dando declaraciones a la prensa, los trabajadores dejaban en claro cómo el gobierno viene tomando una ofensiva contra los derechos de los trabajadores tanto de la administración pública como en las empresas privadas, autorizando a los patrones y empresas a no cumplir con las contrataciones colectivas. Verdaderos ataques que buscan borrar de un plumazo conquistas históricas de la clase trabajadora alcanzadas en décadas de lucha.
 
Es decir, hacer un “borrón y cuenta nueva” eliminando las contrataciones colectivas, lo que es parte de una política consiente del gobierno de Maduro que violenta derechos adquiridos, y que implica décadas de retroceso en los derechos de los trabajadores (públicos y privados).

En el momento indicado, los trabajadores y las trabajadoras emprendieron el recorrido por la Avenida México cantando consignas y demandas de lucha. Pero a las pocas cuadras, a la altura de la plaza Parque Carabobo un fuerte cordón represivo de la Guardia Nacional y la Policía impidió que pudieran llegar hasta la Defensoría del Pueblo, violentándose una vez más el derecho a manifestarse.

Pero esto no fue obstáculo para que todos estos sectores que han salido a luchar no hicieran sentir su descontento, así como su disposición a continuar peleando. Más allá de que la marcha no tuvo gran masividad por el amedrentamiento que se hace en las instituciones públicos y del sector privado para que los trabajadores no se expresen, se puede decir que la acción de calle de este miércoles muestras los síntomas de un despertar del movimiento obrero ante una crisis en la que el gobierno y empresarios buscan descargar la crisis sobre sus hombros.

No es casualidad que entre las consignas que se coreaban se destacaba “Y venga, y venga compañero que se está levantando el movimiento obrero”, mostrando una realidad que se empieza a plasmar en las calles: la necesidad de golpear con un solo puño frente a los brutales ataques que vienen sufriendo.

También se retomaron las consignas de las enfermeras “Señor Presidente a usted lo invitamos a que viva un mes con el sueldo que ganamos” por los salarios pulverizados que están recibiendo todos los asalariados, de un salario mínimo ya no alcanza los cinco dólares de acuerdo al cambio paralelo, cuando apenas a finales de agosto rondaba los 30 dólares producto de la brutal hiperinflación. Es decir, un aumento que quedó reducido a la nada mientras los empresarios garantizan sus ganancias con precios casi dolarizados.

Es que, además de las calamidades que se vienen sufriendo producto de la catástrofe económica y social por parte de las grandes mayorías obreras y populares, donde la escasez, la hiperinflación y la pulverización de los salarios han sido la norma en estos más de cuatro años de padecimientos, el gobierno de Maduro avanza con más ataques a los trabajadores y las trabajadoras.

Así lo destacaba durante la marcha Ángel Arias, delegado de base del Ministerio del Trabajo y dirigente de la Liga de trabajadores por el Socialismo al señalar que: “ El gobierno de Maduro golpea duramente con sus brutales planes de ajuste y un ataque en toda la línea a la clase obrera, ataques que tienen claramente un marcado carácter de clase, antiobrero, pues mientras se destinan millones a pagar deuda externa al capital usurero internacional, se le exonera de todo tipo de impuestos a las transnacionales y a muchos sectores de los empresarios, así como ofreciéndoles grandes beneficios al aceptarle y legalizarle los violentos aumentos de precios, al pueblo trabajador se le golpea brutalmente con un salario reducido a polvo, aumentando el reaccionario impuesto del IVA”.

También destacaba Arias que con estos ataques se busca “eliminarle a la clase trabajadora conquistas históricas. Es decir, a la alta burocracia estatal y sus empresarios aliados, así como a las transnacionales y los capitalistas de todos los colores se les premia, al pueblo se le hunde en la miseria”.

La marcha de este miércoles también hizo sentir la protesta por los despidos. Es que, así como se viene pulverizando el salario, el gobierno y los empresarios también viene aumentando los despidos, y sobre todo en aquellos trabajadores y trabajadoras que se organizan y lucha, Así es el caos de la compañera del Metro de Caracas, Deillily Rodríguez, quien fue despedida arbitrariamente, con estos despidos injustificados con los que el gobierno busca amedrentar a los que luchan por sus derechos.

Además de la manifestación realizada en Caracas, también se llevaron a cabo acciones de calle en otras partes del país, como fue el caso de Anzoátegui, Táchira y otros estados. Son acciones que vienen expresando la necesidad de unificar todas las luchas que se vienen desarrollando para que esto nos permita golpear con un solo puño. Hoy más que nunca los trabajadores, las trabajadoras, las mujeres, la juventud y sectores populares del país necesitamos plantar con firmeza en el escenario nacional nuestros intereses como clase trabajadora, la que realmente hace andar el país.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te lo calles: