martes, 8 de noviembre de 2011

YO TE SALUDO - Helenio Campos Ocaña

Con la frete inclinada
y la mirada enjuta
por el dolor,
mas no apagada…

-Yo te saludo, libertad…
Donde quiera que estés.
Con los puños cerrados,
hincando y sangrando tus carnes,
mas todavía sobre tus pies…

-Yo te saludo, libertad…
Con la vergüenza
que me ensombrece la faz,
ante la impotencia de saberte cerca
y tan prisionera como la paz.

-Yo te saludo, libertad…

¡Yo te saludo, libertad,
con amor… porque soy tuyo!
¡Yo te saludo, libertad,
con dolor… por no ser mía!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te lo calles: