LA PROFUNDA CRISIS POLÍTICA DE BOLIVIA “NI EVO, NI MESA, NI CAMACHO”

Desde Gargantas Libertarias, compartimos este comunicado y nos solidarizamos con esas voces que los medios tradicionales y la propaganda partidista invisibilizan, esos movimientos sociales que abrazan las luchas desde abajo, desde la autonomía y la disidencia, y que no se doblegan a las políticas saqueadoras y explotadoras del estado gobierno que se dice indigenista, ecologista, obrerista y feminista, que se ha dedicado más bien a pactar con los sectores empresariales, transnacionales. Además, nos sumamos a su llamado contra los Mesías ultraconservadores que pretenden asumir la lucha histórica de los de abajo como propia, para hacerse con el poder y llevar adelante  políticas igualmente antipopulares y extractivistas. En Venezuela nos sabemos esa historia, vivimos también en carne propia ese malestar que hace referencia ese comunicado, pues hemos sido víctimas del mismo juego polarizador/desmovilizador de ambos bandos y del irrespeto por parte del Estado gobierno a los derechos de los pueblos indígenas, de las mujeres, de los derechos humanos en general y de la madre tierra, aún así acá seguimos en pie de lucha contra el autoritarismo, accionando y articulando de forma despolarizada e inclusiva con las y los de abajo por nuestros derechos, nos solidarizamos plenamente con hermanos y hermanas disidentes del pueblo boliviano. 

EL PUEBLO UNIDO, AVANZA SIN PARTIDOS! QUE SE VAYAN TODOS Y QUE NO QUEDE NINGUNO!


"Bolivia vive momentos cruciales y escribe páginas negras de la historia de América Latina. En momentos de desazón y confusión queremos recordar que somos un pueblo guerrero, más no violento; combativo, pero no asesino. En octubre 2003 unimos nuestras fuerzas, polleras, aguayos y wipalas para expulsar un gobierno saqueador, sellamos ese pacto con la sangre de nuestras hermanas y hermanos.
Lastimosamente, este proceso lo hemos venido perdiendo desde el año 2008, cuando el gobierno del MAS hizo el primer gran pacto con la derecha oligárquica y racista, una derecha que creíamos vencida, en esos momentos volvían al palacio y hoy lo toman con biblias y discursos de odio.
En su momento, colectivos ambientalistas, organizaciones campesinas, indígenas y trabajadores alertamos al presidente Evo y a su gobierno, sobre los peligros de darle continuidad a un modelo de estado nación en unidad con los ricos, empresarios y transnacionales, y el pueblo sintió que el presidente Evo llegó a cegarse con el poder, tercializando a la Madre Tierra, sin respetar los derechos de los pueblos indígenas, ya no había democracia y lo más duro fue que dividió a las organizaciones sociales y que en estos días de crisis muchas de ellas lo han dejado solo. Sabemos que desde fuera cuesta entender todo el malestar que se ha generado en el país y resulta hasta incompresible cómo se puede dar la espalda a un gobierno indígena y de izquierda, pero quienes estamos en el país sabemos que hubo muchos motivos para que los malestares fueran creciendo entre ellos el fraude.
Sin embargo, frente a la oleada fascista y racista de odio y confusión, condenamos los discursos y acciones violentas contra sedes, dirigentes ex autoridades, y acciones misóginas contra mujeres. El ingreso de grupos fundamentalistas y conservadores al gobierno, y el intento de imponer un gobierno cívico militar liderado por Luis Fernando Camacho y Carlos de Mesa.
En estas horas inciertas, hacemos un llamado hacia la pacificación del país. Numerosos saqueos y acciones de odio están proliferando por las calles de nuestras ciudades. Apostamos por la independencia partidaria de los sectores populares, nos sumamos al sentimiento de indignación ante muertes y dolor innecesarios de la población en general. Y hacemos un llamado al repliegue popular para disminuir la escalada violenta promovida por ambos bandos.
Colectivo CASA, Bolivia, Noviembre de 2019"

Comentarios

Entradas populares