sábado, 13 de abril de 2013

¿Es posible construir la Revolución social sin la toma del poder político?



por: VOLIN Anarquista ruso, 1882-1945.

El poder político no es en si una fuerza. Es fuerte en la medida en que puede apoyarse en el capital, en la armazón del Estado, en el ejercito, en la policía Falto de esos apoyos, permanece suspendido en el vació impotente, inoperante...

Si la Revolución social esta en gestación, de manera que el capital suelo, subsuelo, fabricas, medios de transporte, dinero, etc.- comienza a pasar al pueblo, y el ejercito hace causa común con este, no hay que preocuparse del poder político Si las clases vencidas intentaran por tradición formar uno, ?que importancia podría tener? Siempre seria un gobierno fantasma, ineficaz y fácilmente suprimible al menor esfuerzo del pueblo armado. Y la revolución ?que necesidad tiene de gobierno y poder político Su sola tarea es la de avanzar por la misma ruta popular, organizarse, consolidarse, perfeccionarse en lo económico si es preciso defenderse, extenderse y edificar la nueva vida social de las vastas masas, etc. Todo esto, en efecto, nada tiene que ver con un poder político Porque todo esto es función normal del propio pueblo revolucionario, de sus múltiples organismos sociales y económicos y de sus federaciones coordinadoras, de sus formaciones de defensa, etc.

¿Que es en el fondo un poder político ¿Que es la actividad política ¡Cuantas veces lo he preguntado a miembros de partidos políticos avanzados sin obtener jamas una contestación inteligible! Se puede llegar a saber lo que es la actividad social, económica, jurídica administrativa, diplomática y cultural; pero ?que es una actividad política Se pretende que es la actividad administrativa central propia de un país, luego poder político significaría poder administrativo. Pero ambas nociones no son de ningún modo idénticas A sabiendas o no, se confunde política y administración igual que se confunde Estado y Sociedad. La actividad administrativa es una parte importante de cualquier actividad humana como principio coordinador u organizador. En cada dominio, los hombres que poseen el don de organización deben ejercer normalmente sus funciones de organizadores, de administradores. Estos hombres, trabajadores como los demás deben asegurar la administración de las cosas sin erigirse en poder político el cual permanece indefinible, pues no existe función política especifica en una comunidad humana y desaparece cuando las funciones reales son cumplidas por los servicios correspondientes.

...¿Acaso el poder hace vivir, actuar, y entenderse a los hombres? ¿Ha habido un poder que haya convertido a una sociedad en feliz, armoniosa y organizada? Al contrario, los periodos históricos con sociedades relativamente felices han surgido en épocas de débil poder político la antigua Grecia, algunos periodos de la Edad Media, etc... El poder político ha surgido, dentro del proceso evolutivo de las sociedades humanas, por razones históricas determinadas, que hoy día no existen. Se pretende que para administrar se requiere de imponer y mandar con medidas coercitivas. Un poder político seria, pues, una administración central de un país con medios compulsivos. Sin embargo, un servicio administrativo popular puede recurrir, si es preciso, a medidas extremas, sin valerse de un poder político especifico permanente.

Si en plena Revolución social, los diversos partidos políticos quieren entretenerse en organizar el poder, el pueblo debería proseguir su tarea revolucionaria dejando aislados a los partidos. Si, después de febrero y octubre de 1917, los trabajadores rusos, en lugar de darse nuevos amos, hubieran continuado sencillamente su labor con ayuda de los revolucionarios, el poder político habría desaparecido. Los hechos desconocidos hasta ahora, revelados en esta obra, confirman dicha tesis. Esperemos que los pueblos empiecen a ver claro y no se dejen engañar por los políticos, que solo son revolucionarios de salón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te lo calles: