jueves, 29 de septiembre de 2016

Estado e iglesia "Pro Vida": De cómo la hipocresía moral provoca una terrible clandestinidad mortal

A propósito del 28 de septiembre Día internacional por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe.


El aborto es una realidad que el estado y la iglesia pretenden invisibilizar a través de sus pensamientos machistas y retrógradas que condenan a las mujeres por decidir sobre sus propios cuerpos, es por ello que muchas se han visto obligadas a recurrir a métodos abortivos mortales y clandestinos que acaban con la vida de 70.000 mujeres al año. No conforme a ésto, se imponen leyes que penalizan a las mujeres que han interrumpido su embarazo voluntariamente, sentenciándolas hasta 2 años de carcel, bajo el argumento de que se ha cometido un "asesinato", la verdad es que un embrión para poseer las características anatómicas de un ser vivo necesita al menos 12 semanas de gestación, de lo contrario sólo se trata de células en proceso de formación que se dividen y se conglomeran respectivamente , por lo tanto, abortar esas células no es asesinato.


El estado y la iglesia se preocupan por células que ni siquiera se han formado, pero no se hacen responsables por l@s niñ@s que nacen bajo condiciones precarias a nivel social, económico, psicológico y emocional, ni por promover una educación sexual laica y feminista, ni por ofrecer una esterilización igualitaria, libre, gratuita y voluntaria, ni por ofrecer condiciones sociales que sean óptimas para la tenencia, la sana crianza y el desarrollo de l@s niñ@s, ni por facilitar el proceso de adopción, sólo se dedican a intervenir en la soberanía de las mujeres, a estigmatizarlas y a criminalizarlas! Mientras que al macho parece darle todas las condiciones económicas y culturales para que se desentienda de l@s hij@s y que todo lo solucione con su dinero. Permitiéndoles formarse profesionalmente, contruir una vida propia, satisfacer sus necesidades recreativas, etc para que así sean los machos quienes controlen el país felizmente, mientras que las mujeres son reducidas a incubadoras, servidoras y amas de casa, es decir, a seres sin valor ni voz alguna, esa es la "vida" que tanto defienden...


Venezuela es el país con más alto índice de embarazos no deseados en toda Latinoamérica

Falla en el uso de anticonceptivos: causa más frecuente de embarazos no deseados.

Los embarazos no deseados son una realidad, el aborto es una realidad, y sucede a diario, por penalizarlo no deja de ocurrir, desatender esta realidad es abandonar a las mujeres a su suerte, es asesinarlas indirectamente, es feminicidio silencioso, es fascismo de estado! 

Es por todo esto que exigimos:


#NiUnaMenos!


-----Cliquear frases en azul para visualizar las fuentes-----



No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te lo calles: